Licitacivil

La desalación del agua, una de las opciones más competitivas y eficaces para cubrir la demanda de agua dulce.

Desaladora

La necesidad de convertir el agua salada de los océanos y mares -un 97,5% del agua del planeta- en dulce, apta para consumo humano y otros usos, ha llevado a que, desde mediados del siglo pasado, se desarrollaran distintos métodos para desalinizarla. Entre ellos, de destilación, de electrodiálisis, de evaporación relámpago y de ósmosis inversa.