David_alvarez_garcia_ceo_ecoacsa_(1)

David Álvarez, Director ejecutivo de Ecoacsa: "Seremos capaces de lograr que el sector empresarial reconozca la importancia del medioambiente"

David Álvarez es Ingeniero de Montes desde 2001 y Business Administration Master desde 2011 por la Escuela Europea de Negocios. David es director ejecutivo de Ecoacsa Reserva de Biodiversidad, una empresa cuyos servicios están asociados al conocimiento, desarrollo y puesta en marcha de los mecanismos de mercado para la conservación de la naturaleza y cuyas soluciones facilitan la integración de las empresas con la biodiversidad y el capital natural. Como CEO de Ecoacsa, participa en numerosos foros internacionales, entre los que destacan su condición de Full Member de la Iniciativa de la Comisión Europea de Empresa y Biodiversidad (Business@Biodiversity), del Grupo de Trabajo de No Pérdida Neta de la Comisión Europea y del Business and Biodiversity Offset Programme (BBOP). David desarrolla su actividad profesional promoviendo proyectos innovadores con el objetivo de desarrollar nuevos mercados ambientales, integrar el capital natural en las organizaciones y fomentar la valoración de los servicios ambientales. Además, en la actualidad dirige varios proyectos de desarrollo de mercados voluntarios de carbono en España.
David, ¿qué queda del universitario que fuiste hace 15 años?
Todo, pero sobre todo la curiosidad, el espíritu de superación y las ganas de aprender. ·        

El capital natural es un término aún desconocido para una amplia representación de la sociedad. ¿Qué es y qué importancia tiene tanto para la sociedad como para las empresas?
El capital natural no es más que la naturaleza en estado puro. Representa todos los recursos naturales, bióticos (organismos vivos que interactúan con otros seres vivos, es decir, la fauna y la flora de un lugar y sus interacciones) y abióticos (componentes que determinan el espacio físico en el que habitan los seres vivos, como el agua, el suelo, la humedad, los nutrientes, la luz...), y lo que es más importante y que no siempre es considerado: el capital natural también lo componen los servicios que aportan dichos recursos.   Hablar de medioambiente usando el término capital natural significa utilizar un término que entiende el lenguaje empresarial. Por eso es tan importante. De este modo, seremos capaces de lograr que el sector empresarial reconozca la importancia del medioambiente y de su conservación. Sin la naturaleza no hay nada. Sin los recursos que suministran los ecosistemas, no habría agua, aire limpio, alimentos, productos como la madera, el papel... que necesitamos para vivir y que las empresas utilizan a diario en mayor o menor medida.   ·        

¿Crees que vivimos en la época “dorada” del medioambiente? ¿Una moda o ha venido para quedarse?

Todavía no ha llegado la época dorada. De momento, se ha trabajado mucho en sensibilización y ya casi todo el mundo tiene interiorizado que hay que respetar el medioambiente, pero aún eso no se traslada con toda la intensidad que se debiera en acciones o, por ejemplo, en el caso de un consumidor, en modificar sus elecciones de compra hacia productos más sostenibles.   ·        

¿En qué consiste la Contabilidad del Capital Natural (Natural Capital Accounting)?

Ni más ni menos que en recoger tanto los precios como los costes reales de las cosas. En la actualidad, la contabilidad ordinaria de las empresas no contempla lo que se conoce como externalidades ambientales, de modo que el precio del litro de agua que bebemos no refleja, por ejemplo, el coste o los beneficios medioambientales que lleva asociados. Esto sucede a escala empresarial, mientras que a nivel país, el objetivo consiste en alcanzar indicadores de riqueza que reflejen aspectos más allá del producto interior bruto (PIB) y que recojan factores tales como los servicios de los ecosistemas. Sólo de esa manera, las cuentas nacionales de los países reflejarán de qué manera contribuyen los recursos naturales a la economía, así como de qué manera afecta la economía a los recursos naturales. ·        

¿Qué papel está jugando realmente España a nivel mundial en materia de cambio climático?

Como país integrante de la Unión Europea, España está a la vanguardia en la lucha contra el cambio climático. La inversión en políticas de adaptación y mitigación es creciente y lidera junto a Francia iniciativas como «4x1000». Con ella, se persigue aumentar la capacidad de absorción de carbono de los suelos agrícolas en un 0,4 % y, de esa manera, impulsar la seguridad alimentaria y la lucha contra el cambio climático. En el caso de nuestro España, esta iniciativa se va a desarrollar a través de la Estrategia Española de Desarrollo Bajo en Carbono y Resiliente al Clima, como parte de la aplicación de la Hoja de Ruta hasta 2020 que el Gobierno ha puesto en marcha con el fin de reducir un 10 % las emisiones de los sectores difusos para dicho año respecto a los registros de 2005. Dicho plan incluye medidas con un efecto positivo en el aumento del carbono orgánico en los suelos.   ·        

Cuéntanos un poco más de ti. Profesionalmente, ¿cómo has llegado hasta aquí? ¿Vocación…o negocio?

Un sueño. Tanto yo como los miembros que integramos Ecoacsa estamos convencidos de que tenemos que aportar nuestro granito de arena para cambiar el mundo. Desde esa visión, consideramos que la única forma de conseguirlo es hacer partícipes de esta misión a todos los estamentos de la sociedad. La conservación del medioambiente es cosa de todos y no nos podemos quedar al margen esperando a que los gobiernos actúen y busquen soluciones por nosotros. Nos esforzamos día a día por implicar e integrar a empresas y administraciones en la mejora de sus prácticas para proteger el medio natural a través de instrumentos que generen riqueza.   ·        

¿Cuál es el vínculo entre el capital natural, la economía circular y la seguridad alimentaria?

El vínculo es total. La evaluación del capital natural permite conocer los riesgos y dependencias que las empresas tienen del medio natural. Es decir, en algunos sectores disponer de esta información es una cuestión de supervivencia, de cómo asegurar el suministro de materias primas para el futuro. Minimizar esa dependencia es objeto de las políticas de economía circular en algunos sectores, en las que se transforma el concepto de residuo en un subproducto que vuelve a incorporarse al ciclo productivo. Ambos conceptos juegan un papel determinante a la hora de garantizar la seguridad alimentaria. Un ejemplo de esto es que la primera guía sectorial del Protocolo del Capital Natural se ha adaptado específicamente al sector alimentario, puesto que es a escala mundial el sector con mayor impacto sobre la naturaleza. Hoy en día, compaginar una producción suficiente de alimentos con un desarrollo sostenible constituye uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos.   ·        

¿Qué papel juega el enfoque del capital natural en el logro de los Objetivos del Desarrollo Sostenible y de otros desafíos globales como el Pacto de París sobre el cambio climático?

La evaluación del capital natural permite identificar cuál es la situación de las empresas en relación con el cambio climático. El marco sociopolítico y legal que se ratificará en la próxima COP22 de Marrakech (Marruecos) va a generar un nuevo escenario de oportunidades, pero también de grandes retos. Las empresas que no sean capaces de adaptarse a estos nuevos desafíos al ritmo que demandará la sociedad podrán verse notablemente afectadas. El enfoque del capital natural ayuda a identificar estos riesgos, entre otros.   En relación a los ODS, el avance hacia su logro es lento, pero los progresos realizados en materia de contabilidad a través de las diferentes iniciativas de Naciones Unidas como WAVES (Wealth Accounting and the Valuation of Ecosystem Services —Contabilidad de la Riqueza y Valoración de los Servicios de los Ecosistemas—) contribuirán al desarrollo de indicadores que faciliten el análisis del cumplimiento de los ODS.

Desde Ecoacsa estáis organizando el Natural Capital Summit en colaboración con la Fundación CONAMA y la Fundación Global Nature, ¿en qué consiste este evento?
Básicamente es trata de traer a España lo que ya existe más allá de nuestras fronteras. Gracias a los grupos de trabajo internacionales a los que pertenecemos, hemos identificado un importante vacío en las empresas españolas, no solo de conocimiento, sino también de aplicación, en lo que a capital natural se refiere.   Con el Natural Capital Summit queremos ayudar a minimizar ese gap y contribuir a que las empresas españolas mejoren su competitividad en el exterior frente a compañías que ya están aplicando estos criterios. El NCS será un espacio único donde se podrán conocer experiencias internacionales de primer orden y casos de éxito en la integración del capital natural en las estrategias de negocio, así como las corrientes que se están desarrollando de mano de personalidades de primer nivel.   ·        

¿Cuál es tu opinión sobre el papel que juegan las redes sociales profesionales en la divulgación y difusión de valores?

Es básica. Estas redes permiten dirigir contenidos específicos hacia sus usuarios y crear comunidades que aportan importantes sinergias y que multiplican los resultados. ·        

Ayúdanos a mejorar, ¿qué opinas sobre Aggregatte?
Me parece un espacio de intercambio único en España por la agilidad de sus contenidos y la simplicidad de uso. Es una comunidad especialmente singular por su pluralidad, gran variedad de especialistas, dinamismo y fomento de las interacciones y las conexiones. ·        

Una cita y un libro para terminar
 Tengo mala memoria para las citas. Yo recomiendo siempre todas aquellas vinculadas con el esfuerzo (quizá asociado a todos los años de práctica deportiva) y sobre todo a aquellas relacionadas con eso de «conseguirás todo aquello que te propongas». Más allá de clichés, esta frase es una auténtica realidad si estás completamente convencido de tus capacidades y tienes clara tu meta.   Respecto al libro, el último libro que más me ha sorprendido es Charlotte,  de David Foenkinos. Con esta obra, el joven escritor francés es capaz de conmover hasta límites insospechados mediante el uso de frases cortas. Altamente recomendable.

Así es David Álvarez, este Ingeniero de Montes con las ideas muy claras, que con las iniciativas que lidera, nos conciencia día a día, de la necesidad de proteger, cuidar y sobre todo respetar, el medioambiente.