Logofinal_1_thumb
wind
land
fire
water

Eco²

El gobierno británico vuelve a traer el Premio Longitud. Si en su primera edición, allá por el siglo XVIII, el mayor problema del mundo era cómo determinar la longitud (como posición global o localización) de un barco en el mar, ahora destacan los problemas derivados del medio ambiente y el acceso a los recursos naturales así como grandes enfermedades. El premio concede nada menos que 12 millones de euros para el "gran inventor" que nos rescate de este problema.