Logofinal_1_thumb
wind
land
fire
water

Eco²

El deshielo ha hecho que un virus gigante siberiano que llevaba 30.000 años congelado resurja. Los investigadores que lo han descubierto afirman que este virus no puede atacar a personas ni animales, pero advierten que si el deshielo sigue recuperando virus antiguos es posible que alguno sí lo haga. Las consecuencias del calentamiento global van más allá de lo que nos podíamos haber imaginado.