Logofinal_1_thumb
wind
land
fire
water

Eco²

El negocio perfecto está en la basura de Suecia. Con una altísima tasa de segunda vida útil de los productos, convierten sus residuos en energía para gran parte de su población. Pero no sólo eso, sino que precisan más basura de la que producen para satisfacer su demanda energética y se han visto en la "necesidad" de importar 800.000 toneladas al año del extranjero, recibiendo dinero a cambio de su gestión.