Logofinal_1_thumb
wind
land
fire
water

Eco²

La cocaína desangra al Amazonas. Su producción, baluarte del tráfico de drogas que mueve más de 500.000 millones de dólares al año, conduce a una mayor deforestación del Amazonas. Los datos apuntan a una destrucción de cuatro metros de selva por cada gramo de este producto que se consume. Su desorbitado valor, casi tres veces el del oro, hace difícil acabar con este negocio ilegal que se ha mudado de Colombia a Perú para seguir arrasando vidas y hectáreas del Amazonas.