AGGREGATTE

El consorcio del AVE a La Meca se enfrenta a su peor enemigo: la arena del desierto. Se ha barajado incluso la alternativa de poner falso túnel en los puntos más conflictivos

Medina Meca thumb.

Llega el momento de la verdad para el consorcio español que se adjudicó hace poco más de dos años el concurso del AVE La Meca-Medina por 6.700 millones de euros. El grupo formado por diez empresas españolas y dos de Arabia Saudí se enfrenta a su peor enemigo: la arena del desierto.