O_presas y degradación _thumb
water

Antonio Cuevas

Cómo teletrabajar sin perder la cabeza

Harvardbusinessreview_espanol_teletrabajo

Por Alison Buckholtz (Traducido por Teresa Woods) " Los teletrabajadores a veces nos sentimos culpables o desagradecidos al confesarlo, pero seamos sinceros: a menudo echamos de menos la oficina. Hasta los compañeros parlanchines, desordenados o agresivos que te obligabas a ignorar cuando se sentaban cerca, pueden parecer entrañables cuando una trabaja acompañada sólo por el tic-tac del reloj de su cocina.