Jose Alberto Lopez Amaro

Uno de los grandes problemas del sector energético es que soporta enormes costes "ajenos", que de ser eliminados supondrían facturas más baratas y precios más reales. Aplicar el Convenio R.A. supondría eliminar esos costes y transformarlos en ingresos, para todos. Parece increíble pero no lo es: Cuanto más reciben los enfermos, investigadores y damnificados, más se redujeron antes los costes, y aumentaron los ingresos de productores, Estado y consumidores.

niñosdeficitrifa thumb.