No_photo
land

David Cornejo Pérez

Bloques vacíos junto al Ebro, otra prueba más de la burbuja

1385321526 681483 1385321737 noticia normal thumb.

Todo el mundo recuerda la finca de la Palma, en L'Aldea (Tarragona) como un campo de melocotoneros. Hasta que la fiebre inmobiliaria ideó para esas 125 hectáreas junto al río Ebro una enorme urbanización de 1.318 viviendas que suponía duplicar de golpe la población de la localidad, de unos 3.500 habitantes.