Sara Martínez

Un descubrimiento sin precedentes para la ingeniería: LIGO es el mayor observatorio mundial de ondas gravitacionales, así como también un experimento de física de vanguardia. Este observatorio está formado a partir de dos interferómetros láser gigantes, situados a miles de kilómetros de distancia. Estos interferómetros se destinan a explotar las propiedades físicas de la luz y del espacio, para detectar las ondas gravitacionales.

Vista aerea observatorio LIGO Hanford 101500995 1045638 1706x960 thumb.

Hace más de cien años, Albert Einstein predecía la existencia de ondas gravitacionales como vibraciones en el espacio-tiempo, estableciendo que era ese el material del que está hecho el Universo. Hoy, más de cien años después y gracias al proyecto LIGO, la ingeniería abre una ventana sin precedentes en los estudios del cosmos, demostrando la existencia de dichas ondas predichas por Einstein en 1915.