Colaborar-medio-ambiente_thumb
wind
land
fire
water

Soledad Cambrils

Un desastre previsible El vertedero ilegal de neumáticos de Seseña (Toledo) arde desde el pasado viernes. Los ecologistas llevaban años alertando sobre la amenaza tóxica que representaba

Cronica-de-un-incendio-anunciado-8831

Y, finalmente, ardió. El incendio desatado en la madrugada del pasado viernes en el cementerio de neumáticos ilegal de Seseña (Toledo) era más que previsible. De forma ya controlada, las llamas siguen a día de hoy quemando las ruedas que se amontonan desde la década de los 90 a lo largo y ancho de casi 10 hectáreas.