Kaizeniii_thumb
land

Manuel Guerrero

Investigadores de la Universidad de Stanford han descubierto que una pequeña larva de escarabajo, conocido como gusano de la harina (Tenebrio molitor), puede alimentarse de espuma de poliestireno o poliestireno, un plástico no biodegradable. Este descubrimiento podría ser una solución al problema mundial de la basura plástica

Larva-come-plastico

Cada año, cientos de toneladas de plástico se desechan en todo el mundo, poniendo en peligro innumerables ecosistemas de nuestro planeta. En los Estados Unidos, por ejemplo, sólo el 10% del plástico que se utiliza anualmente es reciclado el resto termina en rellenos sanitarios, el océano o disperso por ahí.