Kaizeniii_thumb
land

Manuel Guerrero

El fósforo negro es un equivalente casi idéntico al grafeno y un candidato excelente para dar vida a una nueva era de componentes electrónicos. Unido a otras fibras es capaz de mejorar la resistencia de materiales hasta seis veces. Pero, como el grafeno, su mayor problema es lograr procesar la materia prima para obtener láminas a escala nanométrica.

Uno4zyz6dip8xpvor1sa

Desde el descubrimiento del grafeno y su potencial como semiconductor para aplicaciones electrónicas, muchos investigadores se han volcado en hallar otros nanomateriales con propiedades similares. El último en sumarse a este club al que ya pertenecen el estaneno, el grafeno blanco o el cristal de bismuto es el fósforo negro.