Rodrigo Alonso de Linaje Garcia

No se porque no me extraña nada

Nadie escapa al hecho de que la universidad pública está perdiendo alumnos. En concreto, 45.000, según el último informe publicado por el Ministerio de Educación. La de Burgos no escapa a la estadística y no es la primera vez que su rector, Alfonso Murillo, habla de al menos 2.000 estudiantes menos que cuando comenzó su andadura hace veinte años.