Foto11_thumb
land

Emilio

Pues resulta que en una época donde había dinero a disposición en los bancos para aburrir (porque se lo dejaban otros bancos de otros países) y los organismos públicos tiraban de él a base de bien decidieron construir un montón en Madrid para organizar unas olimpiadas. Entonces, no se apreciaba ni por asomo cómo estarían las cosas una década después y parecía una buena idea. En general a la gente (población) no le parecía mal. Tras tres derrotas y mucho dinero gastado en los intentos a pesar de que racionalmente ya hay mucha gente que opina que no se puede gastar más en eso tiene que venir gente de fuera para decirles a los políticos de este país lo que opina mucha población. Que quizá comiencen por pensar en cómo se deja un país medio decente a medio plazo a las generaciones actuales y venideras para que quizá, entonces, se puedan plantear, consultando a la ciudadanía, si procede presentarse a la elección. Y eso, considerando que para el sector construcción de Madrid era una ilusión contar con las olimpiadas para tratar de seguir luchando por sobrevivir.

Por-que-ha-perdido-madrid-y-ganado-espana

Paro: Por qué ha perdido Madrid y ganado España. Blogs de Mientras Tanto. Paul Volcker, el proverbial expresidente de la Reserva Federal, publicó en 2005 -antes de que estallara la crisis financiera- un artículo en The Washington Post titulado: La economía, sobre hielo delgado.

  • Icono aggregatte para que se vea pequeño_2_4_13_1_thumb

    AGGREGATTE

    Difícil hacer un resumen tan acertado @Emilio. Gracias por compartir tu reflexión en Aggregatte

  • Logo empresa 2_thumb

    Cristina Marín Abreu

    No sé si habrán sido esas las razones Emilio de que Madrid no haya ganado, pero desde luego, creo que has hecho una radiografía perfecta de como tenemos el país. Hecho unos zorros!

  • Colaborar-medio-ambiente_thumb

    Soledad Cambrils

    Muy de acuerdo con tu reflexión Emilio, y también con el artículo.

  • 0094_1_thumb

    Francisco José Lucas Ochoa

    Completamente de acuerdo Emilio